Los cursos bonificados no llegan a 2 de cada 3 empleados de micropymes

La formación continua es el instrumento con el que las empresas buscan mejorar las aptitudes y capacidades de sus empleados, por lo tanto es un factor que puede incrementar la competitividad de las empresas. Sin embargo, muchas de ellas, especialmente las micropymes, desconocen cómo pueden aprovechar estos sistemas de formación continua de carácter público, como es el caso de la formación bonificada, cuya financiación parte de las cuotas que todas las sociedades pagan a la Seguridad Social.

Es decir, que el coste de esos cursos de formación lo bonifican las empresas a través de sus cuotas, con lo que en la práctica no supone ningún desembolso añadido -en función de los empleados y cursos contratados-. Sin embargo, la demanda de formación por parte de empleados y empresarios de micropymes de España es tan sólo el 29 por ciento, frente al 50 por ciento de los trabajadores en Alemania o el 62 por ciento en los países nórdicos, según datos aportados por la entidad Aenoa Formación Continua y la Fundación Tripartita.

¿A qué se debe esta diferencia entre España y el resto de Europa? Aenoa, entidad que organiza su octava edición del Congreso Nacional de Formación los días 5, 6 y 7 de marzo en Madrid, lo achaca al desconocimiento por parte de empresas y trabajadores de este sistema formativo a partir de las cuotas a la Seguridad Social. Sin embargo, a pesar de que aún son pocas las empresas que hacen uso de esta formación, la tendencia de la participación está siendo positiva en los seis últimos años (con un crecimiento del 31%).

En 2014 el número de empresas participantes en cursos de formación continua bonificada es de 478.000, con un consumo de crédito de formación aproximado a 800 millones de euros y una participación de unos 2.400.000 trabajadores. Pero sólo el 29 por ciento de las micropymes de España (1-9 trabajadores) han realizado formación para sus trabajadores, consumiendo unos 200 millones de euros. Los Presupuestos Generales del Estado del 2015 han incrementado en un 4% las partidas de financiación para esta formación de las empresas, utilizando  parte de la cotización por Formación Profesional, el 0,70 por ciento, siendo el 0,60 por ciento a cargo de la empresa y el 0,10 por ciento a cargo del trabajador.

Con la intención de situar a España a la altura de sus vecinos europeos, en el VIII Congreso Nacional de Formación Continua que organiza AENOA, se perfilarán las nuevas líneas estratégicas para seguir creciendo. En dicho congreso, considerado el mayor punto de encuentro de proveedores de formación y empresas, se analizarán todas las novedades y cambios de la Formación Continua, la Formación Profesional para el Empleo, los puntos críticos de la gestión, estrategias de rentabilidad, nuevas actuaciones de la Fundación Tripartita, junto a las nuevas tendencias en el sector.