CCOO: la formación para el empleo, en deuda con los trabajadores de las pymes

CCOO considera que el sistema de formación para el empleo "está en deuda" con los trabajadores de las pymes, ya que no ha sido capaz de generar mecanismos "estables y accesibles" para facilitar el acceso a la formación en las pequeñas empresas, según un comunicado difundido hoy.

Según el balance de resultados de la formación para el empleo en el año 2014 publicado por la Fundación Tripartita, el número de empresas que accedieron al sistema de formación para el empleo descendió por primera vez desde 2004, cuando se implantó el sistema de bonificaciones.

Cerca de 7.000 empresas se quedaron fuera del sistema de formación, y de ellas un 69 % tienen menos de diez empleados, añade CCOO.

El sindicato ha recordado que, normalmente, estas empresas encargan su formación a otras entidades.

Por ello, ha atribuido el descenso de su participación en el sistema a la desconfianza que han generado "las últimas irregularidades cometidas por estas entidades" y la "mala praxis" detectada en su control.

El representante de CCOO en la Fundación Tripartita, Francisco Moreno, ha criticado que la reforma del sistema no ha mejorado la situación, y ha reclamado que la formación de las pequeñas empresas se asigne a las entidades paritarias sectoriales, "cuyo interés y conocimiento de la formación sí es real".

El sindicato ha propuesto a los grupos parlamentarios que se regule que las empresas de menos de 50 trabajadores que quieran contratar su formación a una entidad externa lo hagan exclusivamente a través de estructuras paritarias sectoriales, aprovechando el trámite de enmiendas de la ley de reforma del sistema de formación.

CCOO también ha destacado que el número de Permisos Individuales de Formación (PIF) descendió un 55 % en 2014.

El informe de la Fundación Tripartita atribuye este descenso a la norma que establece que los certificados de aptitud profesional son formación obligatoria para la empresa y no se pueden realizar a través de los PIF.

Por su parte, CCOO considera que parte de la responsabilidad es de "una reinterpretación unilateral y confusa" de las normas que regulan estos permisos por parte del Servicio Público de Empleo Estatal.

La nueva interpretación hace que desde 2014 sólo se admitan solicitudes de horas para la asistencia a clases y no por otras actividades relacionadas como el desplazamiento o la preparación de exámenes, ha denunciado CCOO.

Para el secretario de formación del sindicato, Javier López, esto supone "poner trabas y consolidar un sistema no universal del ejercicio de este derecho", que perjudica a quienes quieren compatibilizar trabajo y estudios.