Antecedentes de la Formación Continua

Se entiende por Formación Continua el conjunto de acciones formativas que se desarrollan para mejorar tanto las competencias y cualificaciones de los profesionales como la recualificación de los trabajadores, que permitan compatibilizar la mayor competitividad de la empresas con la formación individual del empleado.

En España en los años 80 se dispuso que el Instituto Nacional de Empleo estableciera un programa anual de formación profesional ocupacional, que buscaba que los desempleados se incorporase al mundo laboral, o que los trabajadores se reconvertirán o alcanzarán una mayor especialización profesional.

En los años 90 se regula en Plan Nacional de Formación e Inserción Profesional, se inicia la separación de la formación de ocupados y desempleados, reordenando las acciones de formación ocupacional y poniendo un mayor énfasis en la reinserción profesional de las personas en situación de paro. A partir de ese momento el reciclaje profesional de los trabajadores ocupados se articula a través de los distintos Acuerdos Nacionales sobre Formación Continua.

En 2004 se pone en marcha el RD 1046/2003, por el que se regula el subsistema de formación profesional continua, con un nuevo modelo de gestión de la formación continua, más estabilidad y continuidad, junto a la puesta en marcha de la Formación de Demanda (Bonificada).

El acuerdo de Formación Profesional para el Empleo de 2006 apuesta nuevamente por un modelo integrado de formación para el empleo, que intenta contribuir al avance de la formación y el aprendizaje permanente en nuestro país. El RD 395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema de formación profesional para el empleo, integra ambos subsistemas en un único modelo de formación profesional para el empleo e introduce mejoras que intentan adaptar la formación dirigida a los trabajadores ocupados y desempleados a la nueva realidad económica y social.

Esperamos que los cambios tras la publicación del RD ley 4/2015 se dirijan hacia el mejor camino posible, y que lo aprovechen las empresas y los trabajadores.